Cómo hacer tu propio aceite de CBD

Extraer CBD u otros cannabinoides utilizando alcohol apto para consumo y de alta graduación es un proceso seguro y bastante simple.

Con este método, un paciente debería ser capaz de producir aceite de CBD terapéutico realmente potente sin ningún equipamiento o habilidades especiales. El alcohol etílico no deja residuos desagradables o perjudiciales en el extracto, y está considerado como el mejor disolvente para la producción de pequeñas partidas de aceite de cannabis.

La Receta

Ingredientes:

  • Sobre 30g de cogollo molido o entre 60 y 100 g de hojas secas y picadas
  • Alcohol etílico u otro alcohol apto para consumo y de alta graduación

Equipamiento:

  • Bol de cristal o cerámica
  • Filtro o paño fino, tamiz o medias de nylon
  • Recipiente de recolección
  • Olla vaporera (un kit de dos ollas o cazos que encajan dejando espacio entre ellas)
  • Cuchara de madera, espátula de silicona, embudo y jeringuilla de plástico

Instrucciones

  1. Prepara tus materiales con calma y asegúrate de que tu espacio de trabajo está completamente limpio y listo para empezar. Cubre el material vegetal con alcohol en el bol y revuelve durante 3-5 minutos con la cuchara de madera para extraer la resina. Asegúrate de que el bol sea lo suficientemente grande para poder revolver el cannabis y el disolvente.
  2. Filtra el líquido con el colador y recoge este primer extracto en el recipiente de recolección, exprimiendo todo el líquido que puedas. Este proceso se puede repetir con disolvente nuevo para extraer tantos compuestos del material vegetal como sea posible.
  3. Echa el líquido filtrado en la vaporera y calientala hasta que empiece a hervir. Deja que todo el alcohol se evapore sin subir el fuego. Mantén la temperatura al mínimo o enciende y apaga el fuego para regular, ya que la mezcla tiene que seguir hirviendo lentamente durante 15-30 minutos. Sigue revolviendo y no dejes que el líquido se caliente demasiado. A medida que el alcohol se evapora, mezcla la solución y rasca el bol con la espátula de silicona.
  4. Ahora es momento de pasar con mucho cuidado el aceite concentrado a un recipiente o a un frasco dosificador para su almacenamiento. Sería posible recoger el aceite con jeringuillas de plástico y conservarlo en pequeños recipientes herméticos y oscuros. Las dosis se podrán aplicar usando estas jeringas, palillos o cucharillas. La extracción de aceite de CBD con alcohol etílico es un proceso seguro y su resultado es perfectamente apto para la ingesta.
  5. La mayoría de extractos de CBD naturales son espesos y concentrados, y su calidad dependerá fundamentalmente del material vegetal utilizado. Se puede diluir en aceite de oliva, de coco u otros aceites vegetales al final del proceso, cuando el extracto todavía está templado, elaborando así excelentes pomadas para aplicar por vía tópica.

Por: Cannabis.info

Leave a Comment