Cómo hacer Mantequilla de Cannabis

El principio general de esta magnífica receta es que la mantequilla (gran fuente de grasa) absorbe los cannabinoides solubles en grasa como el THC y el CBD. Esta solución se puede utilizar en prácticamente cualquier comida que te apetezca y que necesite, o a la que se pueda añadir, un poco de mantequilla.

El tiempo que lleva preparar este preciado y flexible alimento es de aproximadamente 1 hora. 10-15 minutos para la preparación y 45 para cocinarla.

Te recomendamos descarboxilar la hierba antes de empezar a cocinar.

Aquí tienes una lista de los utensilios que vas a necesitar:

  • Espátula o cuchara grande
  • Cazuela
  • Bol grande
  • Colador
  • Estopilla
  • Recipiente hermético

Ingredientes:

Preparación:

Empieza triturando el cannabis descarboxilado en un polvo fino. Con esto se aumenta considerablemente la superficie de la hierba, lo que se traduce en una absorción máxima.

A continuación, derrite la mantequilla a fuego lento en la cazuela. Comienza a añadir poco a poco la hierba y remueve después de cada puñado. Una alternativa vegetariana podría ser el aceite de coco, por su alto contenido en grasa que ayuda a absorber los cannabinoides.

Deja que la mezcla hierva a fuego lento durante 45 minutos, removiendo con frecuencia.

Una vez pasado este tiempo, cuela la mezcla en un bol grande para deshacerte de los restos de cogollo. Presiona sobre el cogollo con la espátula o cuchara para extraer bien toda la mantequilla.

Puedes volver a colar la mezcla con una estopilla fina, pero esto es opcional. Te deberá quedar una especie de aceite de color verdoso que con el tiempo se solidificará en un precioso bloque verde comestible. Coloca el producto final en un recipiente hermético y guárdalo en la nevera o el congelador.

Esta mantequilla se puede utilizar para preparar multitud de recetas medicinales, como salsas para pasta, gachas de avena, pasteles, brownies, bebidas y mucho más.

Leave a Comment