Nauseas

Marihuana medicinal y tratamiento de las náuseas

Las náuseas son un síntoma muy molesto que se asocia con una amplia variedad de enfermedades y medicamentos. Recientemente, el cannabis ha suscitado mucha atención como posible forma de aliviar las náuseas, especialmente las causadas por la quimioterapia y los tratamientos del VIH, pero ¿cómo ejercen los cannabinoides su efecto antiemético sobre el cuerpo?

QUÉ SON LAS NÁUSEAS

Las náuseas se pueden describir como la incómoda sensación de necesitar vomitar. Aunque a menudo resultan en vómitos, aunque también se pueden sentir náuseas sin acabar vomitando. Las náuseas pueden estar acompañadas de otros síntomas como mareos o dolores estomacales.

Las náuseas se suelen experimentar como síntoma de otra afección subyacente o como efecto secundario de ciertos medicamentos o tratamientos médicos. Algunos trastornos que comúnmente causan náuseas son:

  • Trastornos gástricos como la gastroenteritis o la gastroparesis
  • Trastornos mentales como la ansiedad y la depresión
  • Intoxicación alimentaria
  • Infecciones virales y bacterianas
  • Mareo o desequilibrio

Algunos medicamentos y tratamientos que pueden causar náuseas son

  • Antibióticos
  • Antidepresivos
  • Quimioterapia
  • Analgésicos narcóticos como la morfina

– Medicamentos o tratamientos utilizados para el tratamiento del VIH/SIDA como terapias antirretrovirales, inhibidores de la transcriptasa inversa o de la proteasa, entre otros

Las náuseas son un síntoma muy desagradable que puede afectar a la concentración de una persona. También pueden causar ansiedad y miedo a vomitar. Cuando se padecen vómitos, existe un mayor riesgo de desarrollar otros problemas de salud, como deshidratación, desequilibrios electrolíticos, deficiencias vitamínicas, pérdida de peso y daños en el esófago y los pulmones.

NÁUSEAS GRAVES E INTRATABLES: CUANDO LAS NÁUSEAS SE VUELVEN CRÓNICAS

Hemos visto que las náuseas son un síntoma de una gran variedad de trastornos que suele desaparecer una vez que su causa o condición subyacente es tratada. Pero no siempre es así.

Para algunos pacientes, las náuseas son muy graves y difíciles de tratar, en cuyo caso se suelen denominar crónicas, graves o intratables. En estos casos, las propias náuseas pasan de ser un síntoma a una enfermedad.

Las náuseas crónicas son un trastorno muy complicado que a menudo no tiene una causa subyacente clara. Por lo tanto, es necesario que un profesional de la salud trabaje estrechamente con el enfermo para analizar desde su historial clínico a la dieta, con el fin de encontrar la mejor forma de tratar sus síntomas.

En algunos casos extremos, las náuseas crónicas, graves o intratables pueden causar otros problemas de salud más graves, como la depresión y la ansiedad, sobre todo si la afección interfiere con el día a día de la persona.

REMEDIOS Y MEDICAMENTOS PARA LAS NÁUSEAS

Existe una amplia variedad de tratamientos para las náuseas, entre los que se incluyen medicamentos y remedios naturales.

Algunos remedios naturales para las náuseas son:

  • Jengibre
  • Menta
  • Acupuntura
  • Aromaterapia

Los medicamentos antieméticos incluyen:

  • Meclizina y escopolamina: utilizadas para tratar las náuseas causadas por el mareo o el vértigo.
  • Metoclopramida, proclorperazina y clorpromazina: utilizadas para tratar las náuseas causadas por la migraña
  • Ondansetrón: para tratar las náuseas causadas por la gastroenteritis.
  • Piridoxina y doxilamina: para tratar las náuseas del embarazo.

CANNABIS Y NÁUSEAS

Cada vez más investigaciones demuestran que el cannabis medicinal es un antiemético eficaz para algunos pacientes, especialmente para los que sufren de náuseas y vómitos causados por la quimioterapia y los tratamientos/medicamentos para el VIH/SIDA.

Se sabe que los cannabinoides impiden que la dopamina del cerebro se una a los neurotransmisores de serotonina, un proceso que está relacionado con las náuseas y los vómitos inducidos por la quimioterapia.

Los receptores cannabinoides también se encuentran en partes del cerebro y del tracto gastrointestinal y, cuando se activan por la acción de los cannabinoides, producen un efecto antiemético que ayuda a tratar este tipo de náuseas.

Algunos estudios sobre el papel de los cannabinoides en el control de las náuseas y los vómitos fueron realizados hace más de 40 años. En 1975, por ejemplo, el New England Journal of Medicine publicó los resultados de una prueba doble ciego que analizó la eficacia del THC como antiemético.

Se comprobó que el THC suministrado por vía oral ofrecía importantes efectos antieméticos y era muy efectivo en la reducción de las náuseas causadas por la quimioterapia.

La ciencia también ha estudiado los cannabinoides sintéticos como el dronabinol y la nabilona (dos compuestos diseñados para imitar los efectos del THC) y su capacidad para reducir las náuseas.

En 1985, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos aprobó ambos fármacos para el tratamiento de las náuseas inducidas por la quimioterapia, lo que ayudó a legitimar el papel del cannabis como antiemético. Desde entonces, más de 30 ensayos clínicos han demostrado que cannabinoides como los incluidos en el dronabinol y la nabilona, son eficaces para tratar las náuseas y vómitos asociados a la quimioterapia.

Nuevas investigaciones también han demostrado que cannabinoides como el THC y el CBD ayudan a combatir las náuseas causadas por otros medicamentos y tratamientos, especialmente los del VIH/SIDA.

La terapia antirretroviral (TAR) es la forma más común de tratamiento para el VIH/SIDA, y es conocida por inducir náuseas y vómitos graves, como en el caso de la quimioterapia. Al igual que las asociadas a la quimioterapia, las náuseas y vómitos inducidos por la TAR pueden ocasionar graves problemas de salud, como pérdida del apetito, pérdida gradual de peso y síndrome consuntivo.

Los consumidores de marihuana medicinal que padecen náuseas y vómitos, suelen vaporizar o fumar cannabis, ya que es la forma más rápida de hacer llegar los cannabinoides al sistema. Los comestibles, las tinturas y cualquier otra forma de cannabis que tenga que atravesar el aparato digestivo, pueden tardar hasta 45 minutos en surtir efecto.

CANNABIS: NUEVA ALTERNATIVA A LOS TRATAMIENTOS TRADICIONALES

Es importante señalar que el cannabis no es una cura milagrosa para las náuseas. De hecho, la mayoría de ensayos clínicos que estudian los cannabinoides como antieméticos han descubierto que el cannabis medicinal puede causar una amplia variedad de efectos secundarios, como somnolencia, fatiga, euforia, caídas en la presión arterial, ansiedad, paranoia y alucinaciones.

Para algunos pacientes, estos efectos secundarios podrían resultar tan incómodos y desagradables como los de cualquier otro medicamento antiemético. A otros, el cannabis medicinal no les proporciona suficiente alivio.

Aún así, existen abundantes pruebas de que la marihuana funciona como antiemético y, a pesar de sus efectos adversos, es una forma de tratamiento segura. Esto es importante porque significa que los pacientes que sufren náuseas y vómitos (independientemente de la causa) cuentan con otra alternativa a la que recurrir.

Muchos estados de EE.UU. incluyen las náuseas como trastorno aceptado para el consumo de marihuana medicinal, y se espera que otros sigan su ejemplo.

Por: Cannabis.info

 

Leave a Comment