Insomnio

Como afecta el cannabis al sueño: una visión general

Cualquiera que haya probado la marihuana podrá constatar el hecho que provoca mucho, mucho sueño. Por esto, no sorprende que la marihuana sea popular para el momento antes de ir a dormir, ya sea entre consumidores con fines recreativos o terapéuticos que están tratando problemas de insomnio u otros trastornos del sueño.

Pero ¿cómo afecta el cannabis a los patrones del sueño? ¿Es realmente la marihuana una forma fiable y natural para ayudar a conciliar el sueño?

EL CANNABIS: ¿POR QUÉ PROVOCA SUEÑO?

Es importante mencionar que los efectos de la marihuana cambian según la persona, la variedad, la dosis y el ambiente en que se consume. Mientras que para un fumador, un pequeño porro con una índica Blueberry puede ser la opción perfecta antes de ir a dormir, a otro fumador puede dejarlo sintiendo ansiedad y nervios, y en realidad, dificultando el sueño.

A pesar de esto, existen evidencias sólidas que muestran que el cannabis (en concreto, el THC) puede ayudar a conciliar el sueño. Un informe del 2008, por ejemplo, mostraba varios estudios que sugerían que el THC es capaz de inducir el sueño activando los receptores CB1.

Un estudio algo más antiguo (publicado en 1973) realizado por investigadores del Napa State Hospital, California, y el Departamento de Salud Mental del Boston State Hospital, Boston, examinó los efectos del THC en pacientes con insomnio. El estudio descubrió que el cannabinoide no solo reducía el tiempo que tardaban los pacientes en dormirse, sino que también incrementaba el tiempo total que dormían los pacientes.

Además, la Dr. Rachna Patel, una experta en marihuana terapéutica basada en California, ha informado que varios de sus pacientes que sufren de insomnio o de apnea del sueño, aprecian que la marihuana terapéutica les ayuda a:

  • Dormirse más rápidamente
  • Dormir durante más tiempo, y
  • Volver a dormirse rápidamente si se interrumpe el sueño o se despiertan.

Aún no está del todo claro cómo provoca el sueño la estimulación de los receptores CB1. No obstante, se sabe que el sistema endocannabinoide está relacionado con una amplia variedad de procesos neurológicos. Futuros estudios en este ámbito seguramente podrán ayudarnos a descubrir qué hace que la marihuana sea una opción tan esperanzadora para muchos pacientes antes de acostarse.

EL CANNABIS: ¿INDUCE EL TIPO DE SUEÑO EQUIVOCADO?

Es importante mencionar que la marihuana no es la cura milagrosa para los trastornos del sueño. De hecho, hay evidencias que sugieren que, aunque pueda ayudar a algunas personas a dormirse más rápidamente y durante más tiempo, puede que no ayude a conseguir el sueño necesario.

De hecho, se ha mostrado que tanto el CBD como el THC reducen la cantidad de movimiento ocular rápido (o fase REM).

Además, se cree que los fumadores habituales de cannabis también pueden sufrir otros trastornos del sueño, especialmente cuando dejan de consumirlo durante un tiempo. Una queja común entre estos consumidores son los sueños notablemente vívidos.

El estudio que examinaba el THC concluyó que el THC reduce el movimiento ocular y el sueño REM en los pacientes. El sueño REM es el tipo de sueño más profundo, y es importante para sentirse renovado y recuperado al despertarse.

Al suprimir el sueño REM, el THC o el CBD pueden de hecho reducir la calidad del sueño del paciente, provocando que por la mañana se sienta grogui, cansado, fatigado o incluso resacoso.

EN CONCLUSIÓN: EL CANNABIS Y EL SUEÑO

Por desgracia, aún no está claro si el cannabis puede ser beneficioso para tratar el insomnio, la apnea u otros trastornos del sueño. Mientras muchos pacientes apoyan esto, otros confirman los efectos negativos en el sueño. Por lo tanto, son necesarios más estudios antes de poder llegar a una conclusión.

Por: Cannabis.info

 

Leave a Comment