Fibromialgia

La marihuana medicinal y el tratamiento de la fibromialgia

El cannabis está generando mucha atención como tratamiento efectivo del dolor, el insomnio, las náuseas y otros muchos síntomas asociados con esta enfermedad. ¿Podría el cannabis ser el futuro del tratamiento de la fibromialgia?

La fibromialgia es una enfermedad caracterizada por un dolor generalizado y otros síntomas debilitantes que pueden afectar gravemente a la capacidad del paciente para llevar una vida normal, y que además podría provocar graves trastornos psicológicos como la depresión y la ansiedad.

Actualmente afecta a unos 10 millones de personas en los Estados Unidos y a entre 3 y el 6% de la población mundial, lo que la convierte en una de las enfermedades de dolor crónico más comunes.

COMPRENDIENDO LA FIBROMIALGIA

La fibromialgia es una enfermedad crónica que se caracteriza por un dolor musculoesquelético generalizado, además de fatiga y problemas de sueño, memoria y estado de ánimo. Durante mucho tiempo, se le decía a los pacientes con fibromialgia que todos los síntomas que experimentaban estaban «en su cabeza», ya que no existían causas físicas obvias para su dolor.

Pero gracias a nuevas investigaciones, la fibromialgia está reconocida ahora como una enfermedad muy real y potencialmente debilitante. Hoy en día existe un consenso creciente dentro de la comunidad médica sobre que la fibromialgia está provocada por un procesamiento incorrecto de las señales del dolor en el cerebro y en la médula espinal, lo que provoca que los pacientes experimenten sensaciones de dolor más intensamente.

Sin embargo, no está claro qué produce este procesamiento incorrecto de las señales. Los síntomas de la fibromialgia pueden ocurrir en ocasiones tras haber sufrido un trauma físico, una infección o un estrés psicológico significativo. Los síntomas también pueden ir aumentando de forma gradual sin que exista un desencadenante claro.

Las mujeres tienen una probabilidad seis veces mayor de sufrir fibromialgia que los hombres. Pero también existen evidencias de que la fibromialgia podría ser genética. Se cree que los familiares de un paciente que sufre esta enfermedad, por ejemplo, tienen un mayor riesgo de desarrollar fibromialgia.

El estrés también se considera un factor importante que precipita el desarrollo de la fibromialgia. Esto se debe a que la fibromialgia también podría estar relacionada con otras enfermedades relacionadas con el estrés, como el síndrome de fatiga crónica, el trastorno de estrés postraumático y el síndrome del intestino irritable, entre otros.

Además está muy fuertemente relacionado con la depresión, si bien la relación exacta entre estas dos enfermedades es todavía motivo de debate.

SÍNTOMAS DE LA FIBROMIALGIA

Los pacientes suelen describir la fibromialgia como una serie de dolores punzantes y profundos a lo largo de todo el cuerpo. Otros síntomas de la enfermedad son:

  • Fatiga incapacitante
  • Insomnio
  • Calambres musculares, en especial en las piernas
  • Dolor en las articulaciones
  • Dolores de cabeza
  • Problemas de memoria y de concentración
  • Puntos delicados por todo el cuerpo y que provocan un dolor extremo al tocarlos
  • Tirones musculares
  • Problemas para orinar
  • Náuseas

DIAGNÓSTICO DE LA FIBROMIALGIA

Para que se diagnosticase fibromialgia, antes los pacientes debían ser sensibles en al menos 11 de 18 puntos delicados y tenían que haber experimentado un dolor generalizado en los cuatro cuadrantes del cuerpo. Pero ahora el criterio para el diagnóstico ha cambiado.

Hoy en día, un paciente puede ser diagnosticado con fibromialgia tras experimentar un dolor generalizado durante al menos tres meses, sin que exista ninguna enfermedad médica subyacente que pudiera ser responsable del dolor antes descrito.

Aparte de esto, los médicos también podrían tratar de descartar otras posibles enfermedades antes de realizar un diagnóstico de la fibromialgia.

Por lo general, llevarán a cabo análisis de sangre a través de los cuales para valorar factores como:

  • Conteo sanguíneo completo
  • Velocidad de sedimentación globular
  • Determinación del péptido cíclico citrulinado
  • Función tiroidea

LA CARGA EMOCIONAL DE LA FIBROMIALGIA

Conviene recordar que la fibromialgia va mucho más allá de producir un dolor generalizado. Un síntoma común de la fibromialgia es una disfunción cognitiva (denominada a menudo como «fibroniebla»), que se puede caracterizar por:

  • Disminución de la concentración
  • Problemas de memoria a corto y largo plazo
  • Consolidación de la memoria a corto plazo
  • Disminución de la velocidad del rendimiento
  • Dificultades para llevar a cabo varias tareas al mismo tiempo
  • Reducción del periodo de concentración

Esta «fibroniebla» puede causar un gran impacto en la capacidad del paciente para llevar a cabo una vida normal, ya que a menudo les dificulta el cumplimiento de sus responsabilidades laborales o familiares.

Como consecuencia, puede afectar al estado de ánimo del individuo, lo que conlleva finalmente enfermedades mentales severas como la ansiedad y la depresión. De hecho, tanto la ansiedad como la depresión se relacionan a menudo con la fibromialgia, y habitualmente se originan debido a la convivencia diaria con la enfermedad.

¿CÚAL ES EL TRATAMIENTO DE LA FIBROMIALGIA?

No existe una cura para la fibromialgia, como tampoco existe un método aceptado universalmente para su tratamiento. Al igual que muchas enfermedades complejas, la forma en que los pacientes experimentan la fibromialgia puede variar, y por lo tanto los planes de tratamiento deben ajustarse a la experiencia individual del paciente.

El tratamiento suele consistir tanto en la prescripción de medicamentos, como en terapias con intervenciones del comportamiento y la práctica de ejercicio. Los medicamentos que se suelen usar para tratar la fibromialgia incluyen:

  • Calmantes para aliviar los síntomas dolorosos de la enfermedad. Estos pueden consistir en analgésicos con y sin receta.
  • También se administran antidepresivos para mitigar el dolor y la fatiga. Los relajantes musculares se pueden utilizar además para ayudar con los problemas del sueño.
  • Los medicamentos antiepilépticos también se puede utilizar para el tratamiento de la fibromialgia con el fin de aliviar el dolor.

Algunas de las terapias que se emplean para tratar la fibromialgia son la terapia física, la terapia ocupacional y la terapia de asesoramiento. Para aliviar sus dolores, algunos pacientes también optan por terapias alternativas como la acupuntura, la terapia de masaje, el yoga y el tai chi.

EL CANNABIS Y LA FIBROMIALGIA

El cannabis y los medicamentos derivados del cannabis han recibido mucha atención por su capacidad para aliviar síntomas como el dolor, el insomnio y las náuseas, entre muchos otros. Y como estos síntomas están relacionados con la fibromialgia, el cannabis podría ser un método de tratamiento efectivo para sus pacientes.

De hecho, según una encuesta de 2014 a cargo del Informe anual sobre el dolor en los Estados Unidos con más de 1.300 pacientes que padecen la enfermedad, la marihuana medicinal aparecía clasificada como la droga más efectiva para el tratamiento de los síntomas de la fibromialgia.

De hecho desbancó al resto de sustancias aprobadas por la FDA («Administración de Alimentos y Medicamentos») para el tratamiento de la enfermedad. Los participantes debían clasificar los medicamentos comon muy efectivos, ligeramente efectivos o nada efectivos para tratar sus síntomas.

Los tres fármacos aprobados por la FDA (la Duloxetina, la Pregabalina y el Milnacipran) solo eran muy efectivos para un 9% de los pacientes. Por contra, el cannabis era muy efectivo para el 62% de los pacientes que lo habían probado. Los encuestados mencionaron que el cannabis era efectivo tanto para aliviar los síntomas psicológicos como los síntomas físicos asociados con la enfermedad.

No obstante, algunos de los participantes también añadieron que los efectos del cannabis no duraban demasiado tiempo, y que posteriormente se encontraban un poco «aturdidos».

Sin embargo, las pruebas que sostienen que el cannabis puede ser un método de tratamiento para la fibromialgia no son solo anecdóticas. Existe un cuerpo creciente de pruebas empíricas procedentes de estudios de laboratorio y ensayos clínicos que apoyan estos descubrimientos.

La fibromialgia se caracteriza por un dolor generalizado, y el cannabis está probado como un analgésico muy efectivo.

En 1997, un estudio del European Journal of Pharmacology («Diario europeo de farmacología») descubrió que el sistema endocannabinoide está involucrado de forma activa en la gestión del dolor, y desde entonces ha habido más estudios que han demostrado que ciertos compuestos del cannabis pueden ayudar de manera efectiva a aliviar el dolor.

Los principales cannabinoides involucrados en la gestión del dolor son el THC y el CBD, pero también podría haber otros implicados. Se cree que una vez que estos compuestos llegan a nuestro cuerpo, ayudan a suprimir las señales del dolor en el cerebro y el sistema nervioso central. Saber cómo hacen esto es complicado y no está del todo claro. El cannabis también se ha revelado como un efectiva ayuda para dormir.

Un artículo de 2010 publicado en el Diario de la Asociación Médica de Canadá, por ejemplo, descubrió que fumar cannabis podía en efecto ayudar a mejorar el sueño y a aliviar los síntomas dolorosos en pacientes con dolor neuropático postraumático o tras una cirugía.

El estudio también descubrió que una única inhalación de 25mg con un 9,4% de tetrahidrocannabinol del cannabis, tres veces al día durante cinco días, reduce la intensidad del dolor y mejora el sueño, y su tolerancia entre los pacientes es buena.

Las propiedades del cannabis para aliviar el dolor y el insomnio pueden ser una forma efectiva de lidiar con el dolor y el insomnio causados por la fibromialgia. Además, algunos pacientes de esta enfermedad también podrían experimentar náuseas (ya sea debido a la propia enfermedad o como un posible efecto secundario de la medicación).

El cannabis también ayuda a aliviar las náuseas y los vómitos provocados por la quimioterapia, por lo que esto podría convertirlo en un tratamiento efectivo de estos síntomas también para pacientes de fibromialgia.

EL CANNABIS, LA FIBROMIALGIA Y EL FUTURO

Existen pruebas concluyentes de que la marihuana medicinal puede ayudar a los pacientes que sufren fibromialgia a aliviar de forma efectiva síntomas como dolor, insomnio o problemas para dormir, además de náuseas. Es importante añadir que, sin embargo, el cannabis no sirve para curar esta enfermedad.

Lo que puede hacer es ayudar a aliviar los síntomas provocados por la fibromialgia. En muchas partes de los Estados Unidos, la fibromialgia es una enfermedad incluida en varios programas de cannabis medicinal, como por ejemplo:

  • Arkansas
  • Illinois
  • Dakota del Norte
  • Ohio

El dolor crónico es una enfermedad que permite participar en programas de cannabis medicinal en muchos otros estados, como Alaska, Arizona, California, Colorado y Delaware, entre otros. Fuera de los Estados Unidos, el cannabis terapéutico es legal en cierta medida en lugares como Argentina, Australia, Canadá, Chile o Croacia, entre otros. Para saber cómo puedes acceder a cannabis terapéutico para tratar la fibromialgia, asegúrate de consultar a las autoridades locales.

Por: Cannabis.info

Nota: Este artículo está redactado con el máximo de cuidado y precaución. Dicho esto, ten en cuenta que no somos profesionales de la medicina. Somos un sitio web dedicado proporcionar noticias e información. Su contenido no pretende reemplazar a los consejos, diagnósticos ni tratamientos médicos.

 

Leave a Comment