Clorofila

Vista microscópica de los cloroplastos que contienen la clorofila, presentes en una hoja de planta.

Las clorofilas (del griego χλωρος, chloros, «verde», y φύλλον, fýlon, «hoja»)​ son una familia de pigmentos de color verde que se encuentran en las cianobacterias y en todos aquellos organismos que contienen plastos en sus células, lo que incluye a las plantas y a las diversas algas eucarióticas. La clorofila es una biomolécula extremadamente importante, crítica en la fotosíntesis, proceso que permite a las plantas y algas absorber energía a partir de la luz solar.

Historia

La clorofila fue descubierta en 1817 por los químicos franceses Pelletier (1788-1842) y Caventou (1795-1877), que consiguieron aislarla de las hojas de las plantas.​ Pelletier introdujo los métodos, basados en la utilización de disolventes suaves, que permitieron por primera vez aislar no solo la clorofila, sino sustancias de gran importancia farmacológica como la cafeína, la colchicina o la quinina.

Descripción

Las clorofilas son un grupo de pigmentos que se encuentran en aquellos organismos eucariontes que poseen cloroplastos (plantas, algas) y en algunos procariotas: bacterias que no poseen cloroplastos (cianobacterias, bacterias verdes y púrpuras), y cuyos pigmentos se encuentran en sistemas de membrana internos: (vesículas, lamelas, cromatóforos), pertenecientes a los dominios Eubacteria y Eucarya.

Clorofila tipo a.

Estructura química de la molécula de clorofila

La estructura de las moléculas de clorofila tiene dos partes: un anillo de porfirina que contiene magnesio y cuya función es absorber luz, y una cadena hidrófoba de fitol cuya función es mantener la clorofila integrada en la membrana fotosintética.

Localización en las células

Las clorofilas se encuentran en las membranas de los tilacoides, que en las cianobacterias son invaginaciones de la membrana plasmática, y en los plastos de las células eucarióticas son vesículas distribuidas por su interior. Las clorofilas aparecen insertas en la membrana, a las que se anclan por la cadena lateral constituida por un resto de fitol, asociadas a proteínas y otros pigmentos, con los que forman los fotosistemas.

Cada fotosistema contiene alrededor de 200 moléculas de clorofila, además de pigmentos auxiliares, con los que constituye la llamada antena. La antena está formada por conjuntos ordenados de moléculas de clorofila, otros pigmentos y proteínas, que se llaman complejos colectores de la luz. Sólo una molécula de clorofila a en cada fotosistema convierte propiamente la energía radiante (luz) en energía química, cuando recibe un fotón con energía suficiente desde las moléculas de la antena, que se la van pasando.

La clorofila en la salud humana

Aunque algunas fuentes atribuyen a la clorofila una gran actividad desodorizante, los estudios desmienten este extremo. En particular, el grupo Quackwatch tiene un artículo del Dr. James A. Lowell desmintiendo el uso desodorizante y antibiótico.6​ Ninguna de las siguientes afirmaciones está apoyada por la literatura médica ni por la comunidad científica en general, puesto que no existen estudios que lo avalen:

  • Posee acción antioxidante.
  • Nutre y fortalece los sistemas circulatorios e intestinal.
  • La clorofilina disminuye de forma significativa el colesterol y triglicéridos séricos en estudios preliminares en animales (no comprobado en humanos).
  • La clorofila y la clorofilina poseen potencial anticarcinogénico y antimutagénico, pueden ayudar a proteger contra algunas toxinas y pueden mejorar los efectos secundarios de algunos fármacos.
  • Es efectiva en la reducción del dolor urinario y fecal en algunas circunstancias pueden ayudar a aliviar el estreñimiento.
  • Puede ser beneficioso en el tratamiento de piedras de oxalato cálcico y pueden tener actividad antiaterogénica.

Por: Wikipedia
Wikipedia.org
URL: https://es.wikipedia.org/wiki/Clorofila

Leave a Comment